¡Qué dilema! ¿Gimnasio o Crossfit?

 

¿Escuchaste alguna vez algo sobre el crossfit, aquella disciplina cada vez más popular para realizar una ejercitación física integral? Si aún no te enteraste de qué se trata, aquí te cuento en qué consiste y cuáles son las diferencias respecto al gym 😉

 

El crossfit fue bautizado como tal en los 90’s por el estadounidense Greg Glassman, quién entrenaba a policías, bomberos y militares en California. Con el tiempo, Greg se hizo famoso por trabajar de manera simultánea la resistencia cardiovascular, la potencia, la fuerza, el equilibrio y la agilidad. Así, el crossfit incorporó los elementos más importantes y eficaces de cada disciplina deportiva: correr, nadar, saltar, montar bicicleta, hacer remo, levantar pesas, etc.

 

Lo que me gustó del crossfit es que es un entrenamiento integral, a diferencia del gimnasio en dónde se trabaja de manera más aislada cada parte del cuerpo. Ni mejor ni peor, sólo diferente 🙂

 

Su metodología se encuentra basada en movimientos funcionales en constante variación y son ejecutados con alta intensidad, propiciando así el desarrollo multilateral de la persona para un entrenamiento extremadamente completo. ¡Se suda como no tienes idea!

 

En esta disciplina la palabra clave es el WOD (workout of the day o entrenamiento del día), el cual consiste en una secuencia de ejercicios para cada jornada y que incluye distintos métodos de entrenamiento. Cada WOD tiene una duración de entre 5 y 30 minutos. La idea es hacer la mayor cantidad de WOD’s que puedas en el tiempo establecido por el entrenador. Lo genial de esto es que no estás obligado a hacer un número fijo de series sino que puedes ir a tu ritmo.

 

En el crossfit no existe límite de edad, lo pueden practicar desde niños hasta personas de la tercera edad sin ningún problema. Está diseñado para todos los niveles, desde personas con problemas cardíacos hasta deportistas de combate, y es que en el crossfit se habla mucho de la individualización a fin de que cada persona llegue a su propio límite.

 

Debido a la gran acogida que tuvo en Estados Unidos, Greg y su esposa decidieron hacer seminarios y certificaciones a través de Internet a partir del año 2001. Fue una verdadera locura, lo cual ha hecho posible que hoy en día existan varios miles de boxes de crossfit a nivel mundial. Si quieres saber cuáles son los boxes de crossfit autorizados cerca a tu casa o trabajo, revisa este mapa mundial.

 

Entre las principales diferencias que yo encontré entre ir al gimnasio y hacer crossfit puedo decirte que:

 

Diferencia n°. 1: 

En el gym desde el primer día te diseñan un plan de  entrenamiento aislado, según la acumulación de grasa de tu cuerpo. En el box de crossfit desde tu primera clase el entrenamiento es  integral, independientemente de dónde tu cuerpo acumule mayor o menor cantidad de grasa.

 

Diferencia n°. 2: 

En el gym la cantidad desbordante de espejos suele distraerte ya que estás más propenso a ver como luces, si bien o mal, durante tu entrenamiento. En el box de crossfit no existen espejos distractores, por lo que puedes escuchar y estar mucho más conectado con tu propio cuerpo durante todo el WOD.

 

Diferencia n°. 3: 

En el gym existen en muchos casos pantallas de televisión que pueden hacer que te desconcentres. En el box de crossfit la única pantalla que tienes frente a ti es la pizarra con el WOD del día y los records de los demás crossfiters.

 

Diferencia n°. 4: 

En el gym hay máquinas por todos lados. En el box de crossfit no.

 

gimnasio o crossfit

 

Diferencia n°. 5: 

En el gym tienes una rutina que cumplir durante algunos meses antes de cambiar a una nueva. En el box de crossfit cada día siempre es un entrenamiento distinto.

 

Diferencia n°. 6: 

En el gym el suelo y las paredes no están pensados como partes del entrenamiento. En el box de crossfit sí, son partes fundamentales en el entrenamiento.

 

No diría que una disciplina es mejor que la otra, pero es claro que cada una de ellas tiene sus propios atractivos dependiendo de los gustos y preferencias de cada persona. Una de las cosas que dicen del crossfit es que se corre el riesgo de tener algún tipo de desgarramiento muscular porque es muy exigente, sobre todo para los principiantes.

 

Respecto a este punto puedo asegurarte que eso es muy relativo. Si sigues las instrucciones de tu entrenador con diligencia no hay forma de que tengas alguna desgarradura. Yo no tenía ningún tipo de experiencia previa con esta disciplina y sin embargo nunca tuve que pasar por ese problema. Todo depende del empeño y cuidado que cada uno le ponga.

 

He conocido varias personas que decidieron primero ir al gimnasio como una especie de pre-entrenamiento antes de involucrarse de lleno en el crossfit porque lo consideraban mucho más exigente. De hecho, yo también creo que efectivamente lo es, pero eso ya depende de ti y de que tan rápido o permanente estés buscando tener resultados.

 

Como datos adicionales puedo decirte que un mes de Crossfit tiene un costo de aproximadamente 130 dólares, dependiendo del país en el que te encuentres. Normalmente las primeras 4 clases son para que acondiciones tu cuerpo a este nuevo sistema. Además, la marca por excelencia para todos los crossfiters es Reebok.

 

Espero que este post te haya ayudado a decidir si te animas a probar este tipo de entrenamiento para tu mejor acondicionamiento físico.

 

Atrévete a ser un nuevo crossfiter 😉

 

 

Comentarios

Comentarios