¿Cómo elegir el mejor yogurt griego? 3 tips básicos

 

En esta parte del planeta (Perú) ya se está empezando a vivir lo rico del verano 2017, por lo que muchos de nosotros hoy más que nunca queremos vernos y sentirnos súper delgados para lucir las prendas cortas propias de la temporada.

 

Precisamente por estas fechas es cuando empezamos a consumir más productos naturales y de bajo contenido calórico, ¿cierto? Por eso pensé que no había un momento más propicio que éste para hablar un poco sobre el yogurt griego, las diferencias respecto al yogurt regular y las increíbles propiedades nutritivas que posee 😉

 

¿Cuál es la diferencia entre el yogurt griego y el regular?

 

Es simple. Para elaborar el yogurt griego se elimina el suero (ese líquido que queda después de que la leche cuaja), lo que da como resultado un yogurt más espeso, con menos azúcar, hidratos de carbono y con muchas más proteínas.

 

Esto es genial porque, por ejemplo, las proteínas que contiene el yogurt griego nos brindan una mayor sensación de saciedad y evita que sintamos hambre muy pronto.

 

También es importante que sepan que no todos los yogures griegos contienen la misma cantidad de proteína debido a que cada marca es diferente y no a todas las empresas les importa realmente vender un producto de calidad (según mi punto de vista). Así que por favor tomen nota de los siguientes tres tips que deben tener en cuenta antes de elegir una marca en particular:

 

Tip n°. 1: Sobre la cantidad de proteína

Por lo general, un envase personal de yogurt regular contiene tan sólo 6 gramos de proteína, mientras que el yogurt griego puede contener entre 12 y 15 gramos. Si eres de las personas que por ejemplo entrena, consumirlo te será de mucha ayuda porque podrás regenerar mejor tus músculos y te mantendrás satisfecho durante más tiempo.

 

Tip n°. 2: Sobre la cantidad de grasa

A veces he escuchado comentarios de personas que dicen que el yogurt griego no contiene grasa, lo cual es una afirmación no necesariamente cierta. En este punto debemos tener mucho cuidado porque no debemos olvidar que el origen de este producto sigue siendo animal, así que, si elegimos una marca con un alto contenido de grasas saturadas, ojo con los problemas cardiovasculares que se podrían presentar en el mediano y largo plazo si se consume en grandes cantidades.

 

Lo ideal es que la cantidad de grasa por cada porción personal se encuentre entre 0 y 1 gramos.

 

Tip n°. 3: Sobre la cantidad de azúcar

Sabemos de sobra que la mayoría de productos “light” se venden como “light” porque supuestamente no contienen grasa, pero lo que muchas personas todavía no saben es que para que un producto sea 0% grasas, innumerables empresas lo que hacen es añadir algún otro ingrediente con el fin de compensar el sabor perdido de la grasa, y aquí es donde el azúcar toma protagonismo.

 

Es por eso que siempre debemos darnos el tiempo de leer cuidadosamente la información nutricional disponible a fin de verificar la cantidad de azúcar que contiene la marca de yogurt que analicemos.

 

Lo ideal, según la recomendación de muchos nutricionistas, es que elijamos un yogurt que no contenga más de 10 gramos de azúcar por porción.

 

En resumen:

Siempre elijamos la marca de yogurt griego que contenga entre 12 y 15 gramos de proteína, 0 gramos de grasa y menos de 10 gramos de azúcar.

 

Aquí les dejo unas ideas de cómo consumirlo:

 

 

 

Finalmente, has de saber que el yogurt griego también es una excelente fuente de calcio, por lo que nos ayuda a mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Eso sin mencionar que también es buenísimo para regular nuestro tránsito intestinal.

 

Espero que estos tips les sirvan tanto como a mí.

 

Un abrazo y que disfruten del verano.

 

🙂

Comentarios

Comentarios