¿Cómo disfrutar sin subir de peso esta Navidad?

 

Casi no puedo creer lo rápido que se ha pasado el tiempo y que en tan sólo unos cuantos días más ya vaya a ser Navidad. A pesar de que a veces muestro una actitud un poco “grinch” con mi familia, novio y amigos, la verdad es que me encanta esta época del año, época de reflexión, convivencia, reencuentros… y, sobre todo, comida.

 

La mala noticia para nuestro pobre hígado, nuestro peso y para nuestra salud en general, es que también es la época del año en la que corremos el más alto riesgo de consumir muchísimas calorías vacías gracias al exceso de dulces, alcohol y comidas abundantes. Tal vez por esto pensemos que es imposible cuidar de nuestra salud y disfrutar de las fiestas al mismo tiempo, pero la buena noticia es que no necesariamente es así 😉

 

No te preocupes. A continuación, compartiré contigo algunas estrategias súper simples para que tú también puedas disfrutar esta época del año al máximo sin que tu cuerpo te pase factura el año entrante.

 

Estrategia n°. 1: Mantener más firme que nunca nuestra rutina de ejercicios

Si eres de las personas que todavía no realiza ningún tipo de actividad física, una buena estrategia es salir a correr por lo menos de forma inter-diaria. La idea básicamente es quemar más calorías de las que gastamos, sobre todo si sabemos que se vienen varios días de celebración en familia.

 

Si te resulta muy difícil, prueba hacerlo acompañada de alguien de tu entera confianza. Yo por ejemplo era muy floja para salir a correr por las mañanas, por eso le pedí a mi enamorado que fuera mi soporte y que corriera conmigo. Él y yo vivimos en lugares diferentes, pero todos los días nos pasamos la voz a las cinco de la mañana antes de salir a correr. Al terminar, cada uno le envía al otro un pantallazo de su celular con la ruta, tiempo y cantidad de calorías quemadas. La aplicación que estoy usando últimamente es Runkeeper. ¡Súper útil!

 

 

Estrategia n°. 2: Consumir té de jengibre (kion)

Como les contaba en el artículo La bebida más poderosa para bajar de peso: el té de jengibre, este té es buenazo para acelerar nuestro metabolismo y hacernos bajar de peso. ¿Qué mejor época del año para aprovechar sus propiedades?

 

 

Estrategia n°. 3: Comer rico, pero con moderación

Las personas más cercanas a mi saben de sobra que no hay forma de que yo me prive de comer los ricos platillos que se sirven en esta época. Así que si tú también quieres probar todo lo que se haya servido en tu mesa, no dudes en usar utensilios y platos más pequeños. De esta forma comerás porciones más modestas y estarás contento porque habrás probado de todo. La idea principalmente es no repetir como locos las porciones y asegurarnos de que éstas sean pequeñas.

 

 

Estrategia n°. 4: Tomar dos vasos de agua por cada copa de vino o champagne

Es prácticamente imposible que no haya por lo menos un brindis de Navidad, ¿cierto? Por eso es bueno que sepas que, por cada copa de vino, champagne o cualquier otra bebida con alcohol que ingieras, debes tomar por lo menos dos vasos de agua para re-hidratarte. Aplica también para bebidas azucaradas 😉

 

 

Estrategia n°. 5: Comer lento  

Si comemos más lento y masticamos con calma cada bocado mientras conversamos con las demás personas en nuestra mesa, le daremos más tiempo a nuestro cerebro de recibir la señal de nuestro estómago y nos sentiremos más satisfechos sin comer más de la cuenta.

 

 

Estrategia n°. 6: Mantenerse activo   

Si bien es cierto diciembre es el mes en el que cientos de miles personas salimos de vacaciones, eso no quiere decir que debamos quedarnos en casa a marmotear. Para mantenernos igual de activos podemos:

 

  • Usar siempre las escaleras, nada de usar ascensores o escaleras eléctricas.
  • Caminar más si vamos a algún lugar relativamente cercano.
  • Hacer la limpieza general de nuestra casa (si es con música mucho mejor).
  • Mantener nuestra rutina de ejercicio (recuerda la estrategia #1)

 

 

Estrategia n°. 7: Dormir entre siete y ocho horas diarias    

Sé que no siempre es fácil, pero es súper importante encontrar la forma de dormir lo suficiente porque ya se ha comprobado científicamente que las personas que no duermen lo necesario comen de más. Esto pasa porque al no tener un descanso adecuado, nuestro cuerpo busca reemplazar esa sensación de falta de energía con comida.

 

 

Estrategia n°. 8: Ayunar 

Si a pesar de todos los consejos te excediste un poco durante la cena navideña, no te preocupes, todavía nos queda el ayuno. A mi el ayuno me encanta porque le brinda a mi cuerpo la oportunidad de desintoxicarse cada cierto tiempo y realmente me funciona súper bien.

 

 

Este es un tema un poco controversial, pero la verdad es que ayunar no significa necesariamente matarse de hambre. Después de un periodo de ayuno, el cual debería ser de máximo un día, lo recomendable es comer alimentos nutritivos en cantidades moderadas para que nuestro esfuerzo haya valido la pena, y así hasta volver a la normalidad. Durante el periodo de ayuno es totalmente válido consumir mucha agua, jugos detox e infusiones.

 

Si quieres saber un poco más sobre cómo ayunar de forma correcta, no dejes de revisar este e-book buenazo llamado Ayuno Intermitente: deja de hacer dieta y empieza a vivir.

 

En resumen, el mensaje que quiero dar es que debemos disfrutar de la Navidad sin caer en restricciones, auto-prohibiciones o excesos que después puedan pasarnos factura. Nunca olvidemos, ni siquiera en ésta época, la importancia de tener hábitos de alimentación saludables.

 

Espero que estas estrategias les sirvan tanto como a mí.

 

¡Feliz Navidad!

 

🙂

Comentarios

Comentarios